Showprep – Insólitas 25 de Enero

SE REENCUENTRA CON SU AUTO ROBADO DESPUÉS DE 17 AÑOS

Un residente del estado de Virginia, EE.UU., cuyo Camaro 1969 había sido robado hace 17 años, se reunió con el vehículo después de verlo en un garaje, mientras ayudaba a un amigo a comprar otro vehículo. Tommy Cook contó que el Hugger Orange Camaro fue robado de su taller en Woodbridge en 2003 y, después de denunciar el robo, siguió renovando el estado de desaparición del vehículo con la policía del condado de Prince William en los años siguientes. “Nunca descarté ese auto”, dijo Cook. “Sabía que llegaría un día y una hora en que recuperaría ese coche. No sabía dónde, pero sabía que estaba en alguna parte”. Cook dijo que no tuvo pistas hasta 17 años más tarde, cuando un amigo que estaba considerando la compra de un Camaro de 1968, le pidió que le echara un vistazo a un vehículo que un hombre de Maryland había puesto a la venta online cerca de La Plata. El hombre dijo que llegó al taller de autos para ver el Camaro 1968, pero su atención fue captada por un Camaro 1969 descapotable en la esquina del garaje.

El vendedor le dijo a Cook que el auto verde había sido pintado originalmente en Naranja Hugger, el color de su auto robado. Cook dijo que echó un vistazo al VIN del tablero y pensó que parecía sospechoso, por lo que revisó el VIN en otro lugar debajo del capó, y coincidió con su auto perdido. La oficina del alguacil del condado de Charles en Maryland remolcó el Camaro a un lote de almacenamiento, y luego Cook lo remolcó a su nueva tienda en Spotsylvania. Cook dijo que el automóvil ha recibido algunas mejoras desde la última vez que lo tuvo, incluido un motor que se instaló en el vehículo que antes no tenía motor. Aparentemente el automóvil había cambiado de manos cuatro veces desde que fue robado en 2003. “Algunas personas habían invertido dinero», dijo Cook. “Estaba mejor que cuando lo robaron, pero sigue siendo de un color verde feo”.

VA A LA CÁRCEL POR PONERSE DEMASIADO ROMÁNTICO CON SU NOVIA ALQUILADA

Tocar a tu novia generalmente no se considera un delito punible, pero las cosas cambian considerablemente cuando tu cita del día es alquilada. Un estudiante universitario taiwanés lo aprendió de la peor manera, después de acercarse demasiado a una de las novias que había alquilado por horas, y ser condenado a prisión por ello. En julio de 2019, el joven, identificado solo como ‘Chen’, pagó 7.200 dólares taiwaneses (USD 260) para alquilar una novia por tres horas, en una empresa llamada “Love Acting-Extra”. El servicio tenía reglas muy específicas que detallaban lo que el cliente podía hacer con su novia alquilada, pero también lo que estaba prohibido. Desafortunadamente para Chen, se dejó llevar y pagó un alto precio por ello. Love Acting Extra permite a las personas alquilar actores pagos para interpretar todo tipo de roles, desde amantes hasta padres, e incluso simples amigos con quien hablar. Pero al final del día, es solo un servicio que establece límites importantes. En el caso de Chen, existía un contrato que acordó firmar antes de realizar su pedido con Love Acting-Extra, mencionando que al cliente se le permitía tomar la mano de la novia alquilada, acariciar su cabello, e incluso abrazarla, pero también detallaba límites específicos. No se le permitía intentar besar a su novia o tocarla de ninguna manera que pudiera considerarse inapropiada.

El 2 de agosto de 2019, Chen y su novia alquilada se reunieron en la estación principal de Taipei para su cita programada de 3 horas. Todo comenzó sin problemas, cenaron en un restaurante de comida rápida, y luego fueron a dar un paseo por el Parque Forestal Da’an. Fue aquí donde las cosas empezaron a ir mal. Chen comenzó a hablar de forma extraña, en un momento le dijo a la chica «Te secuestraré» y le hizo comentarios inapropiados. Luego empezó a tocarla. Según el testimonio de la joven, su cliente le tocó la parte interna de los muslos, le desabotonó la camisa para mirarle el pecho y le tocó el trasero, sabiendo muy bien que todo eso estaba prohibido, según el contrato que había firmado. Tenía miedo de que él le hiciera daño, pero no había nadie alrededor para pedir ayuda, así que no tuvo más remedio que aguantar. Por suerte, cuando se cumplieron las tres horas, Chen respetó el contrato y la dejó ir. Solo que la joven fue directamente a la comisaría más cercana y lo denunció. Inmediatamente fue arrestado y confesó su culpabilidad, incluso escribiendo una carta de disculpa a la novia alquilada. Desafortunadamente, no fue suficiente para salvarlo de la cárcel. El juez que falló en este caso considerando reprobable el comportamiento de Chen, pero también tomó en consideración su actitud de arrepentimiento y el hecho de que no tenía condenas previas. Encontró al estudiante universitario culpable de indecencia forzosa, lo sentenció a seis meses de cárcel, y le ordenó pagar una multa de 180.000 dólares taiwaneses (USD 6.420). Aunque esta historia se remonta a 2019, apareció en los titulares de las noticias en Taiwán, después de que el Tribunal Superior de Taiwán desestimara la apelación de Chen de esta semana, lo que implica que tendrá que cumplir su sentencia de cárcel.

Post Views: 9

rec728
Compartir

Comparte

Compartir